Alexandra Graña: “Los Realities Han Matado la Ficción”

01 marzo de 2014

Alexandra Graña Petrozzi, actriz peruana de exportación, nos cuenta su paso por tierras aztecas, sus gustos, lo mucho que ama a su hija Makenna y sus proyectos actorales. Actualmente la vemos en las tablas junto a Sergio Galliani en la obra Frankie & Johnny, en el Centro Cultural Británico de Miraflores.

¿De qué se trata la obra “Frankie y Jhonny”?

Yo interpreto a Frankie y mi personaje es una mujer de mediana edad que ha perdido la esperanza en el amor debido a que tuvo una relación traumática. Totalmente resignada a ser mesera y que no va a pasar nada en su vida, de vez en cuando se siente sola, sale con hombres y tiene relaciones pasajeras, hasta que llega Johnny, con quien también piensa repetir la misma historia. Cuando terminan, ella lo bota y él decide no irse. Ahí comienza el drama, donde Jhonny, a pesar de no haber tenido éxito en el amor, cree firmemente en él y quiere convencer a Frankie en toda esa noche, de que el amor si existe, que se tiene que casar con él. Ella se la pasa diciéndole que está loco y que se vaya.

¿Cómo te sientes trabajando con Sergio Galliani en Frankie & Johnny?

Tenemos una química maravillosa. Nosotros fuimos pareja en Al Fondo Hay Sitio y creo que fue gracias a eso que pensaron en mí para el papel. ¡Gracias a Dios! porque si en esta obra no hubiese química entre los personajes, no tendría un buen resultado.

¿Cuál es la diferencia de trabajar en teatro y en televisión?

Hay muchas. Para mí la televisión es como mi casa, toda la vida he trabajado ahí; en cambio el teatro me saca de mi zona de confort, es un reto. Es decir, he estado en otros montajes pero no fueron tan difíciles para mí como este, pues Sergio y yo llevamos todo el peso de la obra. En un inicio estaba asustada, pero felizmente los nervios fueron bajando poco a poco. En resumen, me siento más cómoda en la televisión aunque no me produce la adrenalina del teatro, que también me fascina.

¿Qué te dejó tu experiencia en el extranjero?

Estuve en México y Miami. Siempre tuve la curiosidad de hacer algo afuera porque es típico que cuando eres pequeña ves las novelas y te llaman bastante la atención, entonces creo que eso se me quedó grabado desde niña y me fui. Empecé a tocar puertas, y algunas se me abrieron. Primero, fue en Televisa, donde me trataron súper bien, luego fue TV Azteca. Tengo buenos amigos mexicanos y he trabajado con unos actores con los que nunca imaginé que compartiría escena, fue una experiencia maravillosa.

Me gusta casi todo, me encanta hacer diferentes personajes, incluso me parece una terapia. Lo que no me agrada mucho es el poco valor que nos dan, no somos tan bien valorados como en otros países. Las condiciones de trabajo son distintas.

Sabíamos que en México te ofrecieron hacer un desnudo, no lo hiciste, pero ¿te atreverías hacerlo?

Todo empezó cuando sacaron un calendario de TV Azteca con imágenes de la novela donde yo salía en minifalda y se les ocurrió que yo podría ser ‘la señorita marzo’ y me pusieron en bikini y ahí empezó la polémica del desnudo. Ahora en realidad no me quita el sueño ni es algo que este buscando, de repente, tendría que verla propuesta y a ver si me convence.

¿Qué es lo que más extrañabas cuando estabas lejos del Perú?

Principalmente a mi familia, mis amigos, mi casa, mi cama, la comida. La última vez que estuve en México ya había empezado la relación con mi marido, el papá de mi hija, y también lo extrañaba a él.

¿En qué aspecto te ha cambiado ser madre?

Mi hija me ha volteado la vida completamente. Antes, mi mundo era mi carrera y nada más. Ahora no, lo que me interesa sobre todo, es mi familia, empezando por ella; no hago nada que no sea pensando completamente en Makenna. Por ejemplo, cuando me ofrecen un trabajo, lo primero, antes que negociar la plata, negocio el tiempo para poder atenderla.

¿Qué es lo que te gusta y lo que no te gusta de ser actriz?

Me gusta casi todo, me encanta hacer diferentes personajes, incluso me parece una terapia. Lo que no me agrada mucho es el poco valor que nos dan, no somos tan bien valorados como en otros países. Las condiciones de trabajo son distintas. Por ejemplo, si grabas en la calle te cambias en un camper con todas las comodidades del caso; hasta en el horario de trabajo, si pasas las ocho horas te pagan horas extras, tienes seguro, estás protegido por un sindicato, etc. Es completamente otro escenario.

¿Qué proyectos a futuro tienes?

Parece que voy a seguir haciendo teatro.

¿Y la televisión?

Lo que pasa es que ya no hay ficción, estamos inundados de realities. Si es que no estamos en Al Fondo Hay Sitio no hay más que hacer. Estaba en Avenida Perú el año pasado, pero actualmente no hay novelas. Los realities han matado completamente la ficción; si quieres ficción tienes que hacer teatro.

¿Te gustaría conducir un programa?

Si. Hasta ahorita no lo he hecho pero me da curiosidad. Me encantaría conducir un programa y también hacer cine. Un buen actor debería saber hacer las tres cosas: televisión, teatro y cine. Asu Mare le ha abierto oportunidades a otras producciones, ahora me doy cuenta que voy a tener que hacer teatro o cine (risas).

Post a new comment

También te puede interesar