Elke Mcdonald: Una Artista de Luz y Color

15 mayo de 2014

Vida, luz y color serían palabras adecuadas para describir su trabajo. Sencillez y calidad humana, para describirla. Elke McDonald, peruana de ascendencia alemana, tiene el alma llena y rebosante de alegría y eso, sin duda, lo transmite en sus obras. Conversamos con ella en el marco de su más reciente exposición, Divertimento Óptico, la cual fue presentada, con singular éxito, en la galería John Harriman del Centro Cultural Peruano Británico en Miraflores, hasta el pasado 30 de abril. Y es que Elke es de esas artistas que deben ser conocidas, escuchadas y, por qué no, admiradas.

Utiliza sólo pintura al óleo en sus trabajos, y tuvo la fascinante idea de plasmar únicamente mujeres en su “divertimento”. La nota curiosa: la gran mayoría de sus amigas no sabía que habían sido elegidas para ser las musas de su última colección. Y es que la artista no necesitó que las damas posen para ella, sino que recordó momentos, situaciones, fotografías, algo que le ayude a plasmar en su obra un pequeño homenaje a la mujer. A esas mujeres que salen en los diarios, en las revistas, la televisión, o a las que ve cruzando la calle.

Esta colección retrata mujeres. ¿Te inspiraste en algún personaje en especial?

Lo que sucede es que primero hice un estudio acerca de la vida de la mujer hasta llegar a nuestra superación y a ser protagonistas de la vida diaria. Así que no se trata de una mujer, sino de “la mujer”.

Elke tenía como misión comunicar alegría en esta muestra, que le tomó tres años en realizar. Para ella la atmósfera de sus cuadros es tan importante como los  personajes, y eso es justamente lo que pudimos apreciar en “Divertimento Óptico”, cómo estos dos elementos se entrelazan y realzan mutuamente creando una obra de arte.

Anteriormente pudimos apreciar su obra en la muestra conjunta “Portales de Percepción”, en la Galería Agora de Nueva York, donde fue invitada a exponer de forma individual. Sin embargo esta propuesta fue rechazada por McDonald por los elevados costos del transporte de sus obras y el hecho de no ser aun conocida en dicha ciudad. Por lo mismo fue a “conocer el mercado” sólo con tres cuadros y, aunque se trataba de su primera vez exponiendo en la Gran Manzana, Elke tiene planes de regresar.

Me comentabas que sólo utilizas óleo en tus pinturas… Sí, es que uno debe hacer lo que sabe hacer bien. He estudiado diversas técnicas: acuarela, acrílico, témpera, grabado (el cual no me atrae pues no tiene color).

Conversar con esta artista es de esos trabajos que se hacen con placer.

Es una mujer idealista, perseverante y triunfadora,

una inspiración para aquellos que aún tenemos sueños.

 

¿Te gusta mucho el color?

Sí, me encanta la viveza del color, el empaste. Entonces, finalmente lo que mejor hago y más disfruto, es el óleo. El sueño dorado de McDonald es que sus cuadros brillen con luz propia. Cuenta con un orden a la hora de su trabajo, vive y sueña en función a lo que hace. Adoptar luminosidad y color ha sido para ella algo innato.

Todo el tema de la luz, ¿puede ser parte de tu espíritu?

Puede ser. He trabajado como maestra de arte en un colegio por 33 años y trabajar con niños te recuerda y ayuda a encontrar la inocencia, la naturalidad. Realmente se aprende mucho de ellos.

¿Qué se siente poder vivir de tu arte?

Una satisfacción muy grande y un enorme agradecimiento.

Como toda artista, Elke no puede dejar de mencionar a sus maestros, Germán Suárez Vertiz, de quien aprendió la parte clásica y académica, y Alberto Dávila, el cual le mostró el camino al “action painting”. Además admira al pintor alemán Emil Nolde por tener trabajos de mucha fuerza y color, así como al austríaco Gustav Klimt.

Conversar con esta artista es de esos trabajos que se hacen con placer. Es una mujer idealista, perseverante y triunfadora, una inspiración para aquellos que aún tenemos sueños.

¿Qué consejo darías a aquellas personas que sueñan o desean iniciarse en el mundo del arte?

Perseguir sus sueños e insistir, porque quien es perseverante logra cuajar realizar todo lo que desea.

Por: Mariel Monteagudo

Post a new comment

También te puede interesar