Unión Civil: El Debate por la Igualdad

15 mayo de 2014

La homofobia y desigualdad en nuestro país se han convertido en uno de los temas más controversiales de los últimos tiempos, en el Perú existe un gran porcentaje de la población que ha optado por unir su vida a la de una persona de su mismo sexo, acción que ha sido rechazada no sólo por un número de personas en nuestra sociedad y la iglesia católica; sino que actualmente es un asunto político que se encuentra en la coyuntura nacional y que será debatida para determinar si legalmente, en nuestro país, se puede o no amar con libertad.

En setiembre del 2013, el congresista Carlos Bruce presentó una propuesta legislativa, un proyecto de ley que establece la unión civil no matrimonial para personas del mismo sexo, una medida que respaldaría a la gran población homosexual en el Perú y que generó el respaldo masivo de miles de personas que se unieron en una marcha organizada por el colectivo Unió Civil ¡Ya!, el pasado 12 de abril.

Marcha por la igualdad

Unión Civil ¡Ya!, formado inicialmente por un grupo de 25 personas, tiene planteado como principal objetivo lograr la aprobación íntegra de la unión civil no matrimonial, es decir, sin ningún  recorte ni cambio alguno de los derechos que están contemplados dentro de esta ley. De la misma manera, mejorar la percepción que la sociedad tiene respecto a la homosexualidad.

“Nuestra iniciativa es la igualdad ante la ley. Según lo que pre-escribe nuestra Constitución todos debemos ser iguales, tener los mismos derechos y no ser discriminados. Vemos que la legislación actual, por un tema histórico y tradicional, discrimina a las personas o a las parejas homosexuales. Lo que nosotros queremos como colectivo y, con todas estas iniciativas actuales, es que por lo menos ante la ley podamos tener los mismo derechos; que haya la misma igualdad tanto para parejas heterosexuales, como para parejas homosexuales” señaló Ana Araujo, una de las voceras y líderes del colectivo Unión Civil ¡Ya!

Durante un periodo de aproximadamente seis meses, el trabajo que ha venido realizando el  colectivo integró a un promedio de 100 voluntarios. Asimismo, la unión civil entre personas del mismo sexo en el Perú cuenta con el apoyo de diversas personalidades políticas, culturales y del medio artístico.

Por otro lado, la ejecución de las  distintas actividades que ha organizado Unión Civil ¡Ya!, ha demandado un trabajo, principalmente en las redes sociales, medio por el cual también se ha ido informando acerca del proyecto de ley, los alcances, derechos y obligaciones que esta posee. “Hemos organizado ‘La marcha por la igualdad’, una consolidación de varias actividades que estructuramos a lo largo de estos meses. Creamos una plataforma integrada por miembros de diferentes organizaciones y también por independientes”, agregó.

“Los resultados que obtuvimos sobre la marcha, han sido muy favorables, hemos estado muy  entusiasmados y agradecidos con todas las personas que nos han apoyado, ha sido un éxito rotundo. Mientras pasaban los meses las personas se han ido sumando. Entonces, tú podías ver que no solamente era la comunidad de homosexuales, también teníamos el respaldo de heterosexuales, familias, niños, padres que iban a acompañar a sus hijos y que ven que esta es una lucha justa y una buena oportunidad para enseñar a sus hijos que puedes luchar por algo verdaderamente justo y legítimo” anotó Araujo.

En la marcha participaron aproximadamente 10 mil personas, pero esta manifestación no sólo se dio en Lima, sino también en distintos departamentos del país. “El tema de igualdad y de la no discriminación debería ser algo natural en las personas. Todas las formas de vida deberían ser respetadas”, puntualizó.

Reconocimiento legal

El número de personas que conforman la comunidad de homosexuales a nivel nacional, busca nuevos cambios de una situación que no ha cambiado conforme han pasado los años. Su manifestación guarda confianza y esperanza en torno a un pedido que probablemente al inicio tenía posibilidades escazas; sin embargo, el grupo de Unión Civil ¡Ya!, expone que con el trabajo elaborado durante los últimos meses, la educación y un poco de presión social han ayudado a que se den algunos cambios positivos para ellos.

“Creo que tanto la colectividad como la sociedad en general están demostrando que sí hay un sector de la población que está de acuerdo. Creo que los cambios jurídicos vienen acompañados de cambios sociales, es algo que se da progresivamente.

 “El tema de igualdad y de la no discriminación debería  ser algo natural en las personas.
Todas las formas de vida deberían ser respetadas”

El cambio es un proceso que el Perú ha venido relegando durante muchos años, si comparas a mediados de los ochenta, ningún país tenía en sus legislaciones el reconocimiento a las parejas homosexuales. Sin embargo hoy  en día, en los países occidentales, existe una ley que reconoce y protege de alguna manera las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Perú es uno de los últimos”, afirmó la vocera.

A la expectativa

El proyecto de ley aún no ha sido debatido, está a la disposición del Congreso el que este sea finalmente aprobado, fomentando el cambio que tanto espera la comunidad homosexual y que trascenderá en la historia peruana.  Ana Araujo nos habla sobre las razones  y motivos que sostiene el colectivo para que esta ley sea aprobada:

¿Qué piden ustedes para que se sientan parte de la sociedad?

Lo que nosotros quisiéramos es que los congresistas puedan ver más allá de sus propias creencias, que no mezclen lo que ellos consideran como su moral con lo que es la moral pública. Es muy importante que cuando se dictan las leyes no se hagan respecto a creencias personales sino en lo que necesita la población.

Los legisladores deben prestar atención a la demanda de un grupo de personas que está tan desprotegida. Somos muchas personas las que no tenemos ningún derecho, ni de patrimonio, ni de pareja, ni de reconocimiento y que encima somos discriminados. En muchos casos, hasta asesinados, por la misma condición de ser homosexuales.

Nosotros, como comunidad, tenemos que seguir apostando a que la dignidad de todos sea resguardada por las leyes.

¿Qué posición tienen en cuanto a las opiniones por parte del Congreso?

El Estado no crea los derechos, lo que  hace es reconocerlos a través de una ley y luego garantizarlos, darles protección y seguridad jurídica, que es lo que todos nosotros buscamos. Una tema importante es que la heterosexualidad o la homosexualidad no van a hacer que una familia sea perfecta o sea mala. Lo que hace que una familia sea buena y provechosa para las personas es que esté basada en el respeto y en el amor, porque finalmente ese es el tipo de familia que nosotros queremos.

Existe también un pequeño problema de desinformación, la mayoría confunde el tema de la unión civil con el matrimonio, a esto se suman los prejuicios. Es por eso que nosotros hacemos un trabajo fuerte, nos enfocamos mucho en el tema de informar de qué trata y de qué no trata.

Los derechos fundamentales de las personas no se ruegan, no se negocian ni se regatean. Deben exigirse. Estos deben darse plenamente porque es lo que corresponde, pues vivimos en un país democrático.

 Por: Dayana Ruidias Montenegro

Post a new comment

También te puede interesar