Noches de Narices Frías

15 julio de 2014

El frío también afecta a las mascotas

El resfrío, la tos e incluso el asma son males que suelen presentarse con más frecuencia en invierno y no solo afectan a los seres humanos sino también a nuestras mascotas. Lo importante es reconocer los síntomas y llevar a nuestro animalito al especialista a tiempo para que no haya complicaciones. Aunque su pelaje los proteja del frío, hay veces en que la temperatura baja mucho y ellos también se enfrían. Por ello, notamos que tiemblan o se enrollan y meten la cabeza entre las patas para obtener calor. Los gatos suelen ingeniárselas solos y si sienten frío se van a un sitio tibio, como por ejemplo, encima de la refrigeradora cuyo motor calienta el aparato. En días fríos procúrales abrigo y no los dejes mucho tiempo fuera de casa.

 Males en el perro

Los síntomas de un resfrío en nuestro perro son muy parecidos a los de las personas: tos, estornudos, mucosidad, decaimiento, pérdida de apetito y dificultad para respirar. Además, surgen otras señales como la coloración morada de la lengua y dificultad para permanecer echado. Si se resfría, déjalo descansar, dale agua (importante la hidratación) y con cariño, oblígalo a comer.

La “tos de las perreras” o traqueo- bronquitis, es otra enfermedad que provoca que la tráquea y los bronquios se inflamen y suele durar unos 15 días. El animalito tiene riesgo de adquirir este mal cuando está expuesto a bajas temperaturas, al humo/ aerosoles o cuando vive sometido a mucho estrés (como cuando pasa encerrado por largas hora, por ejemplo).

Este mal debilita a la mascota ante el ataque de otros virus. Por eso es importante que lleves a tu engreído al veterinario para que descarte mayores problemas. En invierno, evita que tu mascota permanezca en lugares donde hay mucha corriente de aire. Sería un acto cruel dejarlo fuera de la casa. Cómprale una camita donde pueda dormir abrigado y ponle una colchita, que deberás cambiar por lo menos una vez a la semana para evitar problemas de piel. El perro sufre de bronquitis pero no de asma. Siempre es necesario que el veterinario chequee la salud de tu mascota. Un simple resfrío puede complicarse y llegar a un cuadro de neumonía.

Los gatos

Los felinos, a diferencia de los perros, sí pueden sufrir de asma. Los síntomas más comunes que se presentan con este mal son silbidos en el pecho, problemas para respirar, por lo que abren la boca para tomar más aire, respiración abdominal anormal (es decir el movimiento del abdomen se da de arriba hacia abajo), y problemas para dormir (lo hacen sentados). Si tu gato presenta uno o más de estos síntomas, llévalo a su veterinario. El tratamiento común para combatir el asma es el uso de corticoides en inyectables. En algunos casos se requiere nebulización.

Recomendaciones para cuidar su salud en invierno

-Procúrales una buena alimentación, pues un animal bien nutrido tiene mejores defensas contra las enfermedades.

-Debe tener sus vacunas al día.

-Los cachorros y los viejitos son los más propensos a enfermarse.

-No los dejes a la intemperie. Es importante que duerma dentro de casa y en un espacio protegido del frío, es decir donde no reciba corrientes de aire. Una cama les dará abrigo por las noches.

 

Por: Eduardo Rondón Navas

Médico Veterinario y Director de la Clínica Veterinaria Rondón

Post a new comment

También te puede interesar