Perú en los Mundiales

15 julio de 2014

Muchos peruanos no lo saben pero es importante conocer la historia de nuestro fútbol en los Mundiales. La mayoría cree que Perú inauguró su participación en el de México ´70, tal vez porque fue la participación mejor celebrada de una selección peruana en el nivel internacional.

La asistencia peruana a los Mundiales de Argentina ´78 y España´82 fue meritoria, sin embargo una serie de imprevistos restaron brillo a estas participaciones. Ya hablaremos de eso, en tanto recordemos la actuación de nuestra selección en el Primer Mundial, en Uruguay 1930.

El 26 de mayo de 1928, en Amsterdam, el congreso de la FIFA votó el nacimiento de un nuevo torneo que se organizaría en 1930 y estaría  abierto a todos los países miembros. Gracias a las innumerables gestiones del dirigente francés Jules Rimet, se otorgó la sede a Uruguay en su calidad de campeón olímpico y considerando que en ese año celebraba el centenario de su independencia. La decisión de organizar el torneo en Sudamérica hizo que un gran número de países del Viejo Continente se mostraran reticentes a cruzar el Atlántico debido al alto coste que esto generaba e incumplieran su promesa de participación. Sin embargo, los esfuerzos personales de Jules Rimet, presidente de la FIFA, fue posible convencer a cuatro delegaciones europeas: Bélgica, Francia, Yugoslavia y Rumanía, de participar en el evento.

En julio de 1930 se inició la historia de los Mundiales de fútbol en la ciudad de Montevideo como sede única y con participación de trece naciones: cuatro europeas, ocho latinoamericanas y un combinado representante de Estados Unidos. El Perú participó en este momento histórico, invitado por los organizadores junto a Uruguay, Argentina, México, Brasil, Chile y Paraguay.

En aquella memorable selección peruana participaron jugadores inolvidables: Juan Valdivieso, Jorge Pardón,  Antonio Maquilón, Mario de las Casas, Alberto Soria, Arturo Fernández, Juan Alfonso Valle, Julio Quintana, Eduardo Astengo, Placido Galindo, Alberto Denegri, Domingo García, Carlos Cilloniz, Luis Souza, Jorge Sarmiento, José María Lavalle, Pablo Pacheco, Lizardo Nue, Demetrio Neyra, Jorge Góngora, Julio Lores, Alejandro Villanueva, plantel dirigido por el DT español Francisco “Paco” Bru. Perú perdió 1 a 0 con Uruguay y 3-1 con Rumanía.

Y así se inició la participación en los Mundiales. Después de esta experiencia la selección albirroja recién en 1970 retornó con el plantel dirigido por el brasileño Waldir Pereyra “Didi”. En aquel equipo actuaron jugadores de reconocida categoría como Héctor Chumpitáz, Teofilo Cubillas, Alberto Gallardo, Julio Baylón, y Roberto Challe, entre los más notorios, quienes cumplieron una aceptable actuación aunque no pudiera superar las etapas, como en el Mundial de Argentina 1978,donde surgió una controversia debido a la goleada que padeció el plantel dirigido por Marcos Calderón, con Argentina, goleada que hizo posible la clasificación de esta a la gran final por diferencia de goles. Finalmente, Argentina derrotó a Holanda y alzó la Copa Rimet.

Después de aquello, Perú participó en el Mundial de España en 1982 donde fue eliminado en la primera ronda. Después de aquello se inicia la debacle de nuestro fútbol, ausente en los Mundiales de 1986 en México, 1970 en Italia, 1994 en Estados Unidos, 2012 en Estados Unidos, 2010 en Sudáfrica y ahora en Brasil 2014. Ojalá los planes de la Federación pudieran lograr sus objetivos y alcanzar un cupo para el Mundial en Rusia en 1918.

La tarea no es muy simple. Las estructuras de nuestro fútbol quedaron  muy maltratadas durante la presidencia de la Federación del Dr. Nicolás Delfino desde 1992 hasta el 2002, cuando asume el cargo Manuel Burga. Pero desde entonces siguen tan mal o peor que antes, por falta de conocimiento de la realidad de nuestro fútbol y sin entendimiento de las medidas urgentes e indispensables necesarias para iniciar una etapa de recuperación. El manejo de la selección a cargo del DT uruguayo, Bengochea no cuenta, es verdad, con la aprobación de los entendidos y de buen número de aficionados.

Sin embargo, debemos entender que el éxito de esta clase de procesos no es producto de la magia o la casualidad. Se necesita un plan inteligente y elaborado cuidadosamente con el propósito de acumular las mejores experiencias y volcarlas a una plantilla de jugadores con calidad, responsables y convencidos de la importancia de cumplir las normas disciplinarias y por cierto de las técnicas, que harían posible una actuación convincente durante las eliminatorias que se realizarán en el 2017, previas al Mundial de Rusia 2018.

Todo es posible cuando se trabaja con responsabilidad atendiendo a los criterios técnicos del juego y al convencimiento personal de que si es posible alcanzar el objetivo.

Y Rusia no está tan lejos…

Los Grandes Ausentes de Brasil 2014

Ya estamos con el Campeonato Mundial de Fútbol en Brasil 2014 en marcha, pero la lista de ausentes por lesión sigue creciendo. El ‘último caído’ es Franck Ribery. El galo no superó sus molestias dejando sin manija a la Selección de Francia. Así como él, otras figuras preponderantes en el ámbito futbolístico mundial van quedando al margen del torneo por lesiones de último momento que hacen pensar ya sea en la irresponsabilidad de los dirigentes de los clubes  o en la indiferencia de los Técnicos que saben el riesgo que corren sus principales jugadores en esta clase de amistosos.

Esto es algo que no se había registrado en las previas a los Mundiales anteriores. Tal vez porque los equipos clasificados demostraron desmedido interés en jugar partidos previos al Mundial a modo de entrenamiento, que ahora se han convertido en trampas de gravedad deportiva.

Sin embargo, si se trata de pensar mal de estos hechos, recordemos que el Sistema FIFA paga una indemnización a los clubes por jugadores lesionados.

El Programa de Protección de Clubes de la FIFA, es un sistema por el cual los clubes son indemnizados cuando sus futbolistas resultan lesionados mientras juegan para sus selecciones nacionales.

El ente rector del fútbol se hace cargo del sueldo del jugador, hasta que se recupere plenamente, cuando la lesión supera los 28 días. Esto resulta, algunas veces, en un ahorro millonario para los clubes. El último caso es el de Ricardo Montolivo, quién se lesionó en un amistoso. Su club, el Milán, recibirá dos millones de dólares hasta la recuperación del futbolista.Sin embargo, las normas marcan un límite. Lo máximo que la FIFA pagaría por un jugador lesionado son 9,6 millones de dólares por un año.  Esto es, 28 mil dólares por día aunque el sueldo del futbolista sea mayor.

Cada año FIFA tiene una reserva de 81 millones de dólares para este tipo de casos, pero este 2014 el presupuesto aumentó a los 136 millones por la Copa del Mundo Brasil 2014.Todo esto explicaría de algún modo la insistencia de los dirigentes de disputar partidos previos al  Mundial con la esperanza de que algunos de sus jugadores se lesionen. Y entonces, la recaudación por lesionados dejará satisfechos a muchos dirigentes.

Cosas del fútbol moderno.

Post a new comment

También te puede interesar