CUANDO CALIENTA EL SOL

26 febrero de 2015

Por: Dr. Eduardo Rondón Navas

 

Ir a la playa significa un buen momento de entretenimiento y ocio para las personas, pero aquí subrayamos la palabra personas. No quiere decir que también lo sea para los perros. De hecho hay algunos que disfrutan de la playa y se meten al mar. Pero aquí hablaremos de lo general. Es importante considerar algunos puntos:

Problemas en la piel:

El agua salada trae una serie de problemas como sequedad, picazón e irritación en la piel del animalito.

Otitis:

Si le entra agua en las orejas es altamente probable que le fastidie bastante y si tiene alguno de los factores predisponentes presentes como son hongos, bacterias o ácaros desarrolle infección en el oído, conocida como otitis. Este mal es sumamente doloroso y el dueño no siempre se da cuenta a tiempo.

Conjuntivitis:

El agua de mar también puede provocarle infección en los ojos, pues siendo salada, causa picazón y ardor. Si le entra agua en los ojos, el perro se los sobará con sus patas y podría herirse.

Estrés:

La cantidad de personas que acuden a las playas es tal que, aún si nuestro animalito es manso, se sentirá estresado y abrumado. Estará a la defensiva y podría morder si se siente amenazado por un extraño.

Ensucia el lugar:

Evidentemente no hay lugar permitido para que los perros hagan sus necesidades, así que lo hará en cualquier lugar. Recuerda que la playa es de todos y a nadie le gustaría toparse con orines o excrementos en la arena o en el mar.

Deshidratación:

Así como tú te refrescas con bebidas o helados, tu animal también requerirá de ciertos cuidados para mantenerse hidratado.

Calor extremo:

Hay que considerar que el pelaje del animalito equivale, en una persona, a llevar un abrigo puesto en pleno verano.

No todos gustan de las mascotas:

Por tanto, podrías discutir con quienes se sientan incómodos por la presencia de tu perrito.

Es un mito que los perros sean buenos nadadores. Siempre existe el riesgo de que se puedan ahogar.

 

La recomendación final es que dejes a tu mascota en casa, ya sea al cuidado de un familiar o amigo. Exponerlo al sol, a la arena y al mar no vale la pena. Más serán las consecuencias negativas de un paseo que debería corresponder solo a las personas.

Post a new comment

También te puede interesar